• Rincón del Lector

Angy. IV Parte

-“Seré el mejor hijo del mundo, mi mami estará orgullosa de mí, no le daré motivo de queja alguna, ni pelearé con nadie, eso no resulta interesante, además es demasiado desagradable pasarse la mayor parte del tiempo discutiendo con los amigos o tal vez con los demás hermanos, ¿ya tendré hermanos?, no lo sé pero yo me voy a esforzar cada día para ser mejor cada vez…

…¿cómo seré?, ¿me pareceré a ella?, tiene una dulce voz, aunque habla muy quedo, ya la puedo distinguir de otras voces, me gusta cuando canta, cuando ríe, me marea con tanto zangoloteo, pero siento muy bonito…

…¿qué le gustará a ella para que estudie?, se lo preguntaré en cuanto pueda, quiero complacerla en todo, el creador sabrá que aproveché al máximo la oportunidad que me ha dado, tengo un compromiso con él para entender las razones que tienen los niños para pelear, ¡ahora sí los podré comprender!…

…¡Es super padre sentir!, es como si una energía pasara por cada parte de mi ser, es una sensación extraña…

…no podría explicarlo específicamente porque no lo lograría, aunque lo intentara, mi diminuto cuerpo percibe sensaciones diferentes, cuando ella está tranquila, todo mi ser también lo está, cuando está alegre y ríe, siento un calorcito acogedor que me envuelve y me hace sentir seguro, aunque últimamente ríe poco y cuchichea mucho con la otra que la acompaña con cierta regularidad…

Feto, Placenta, Cordón Umbilical, Embarazo, Embrión

…pronto cumpliré ocho semanas,

pero han sido un suspiro estando aquí, porque me siento feliz, muy feliz, es indescriptible, pero cada vez voy percibiendo mejor el exterior, nado con mayor rapidez, mi cuerpecito crece y se van formando cada parte de mi con una tal precisión, que parece que mi “señor” lo estuviera diseñando con su puño, todo aquí funciona perfecto…

…lo que no me gusta de mi nuevo cuerpo es que es muy sensible, cuando está preocupada mi mami, yo lo siento y me da tristeza, puedo descubrir su falta de alegría, su nostalgia, como ha pasado en los últimos días, la siento muy callada…

…esta nueva experiencia de sentir me tiene confundido, por una parte es muy agradable, pero por otra no resulta tan hermoso como yo pensaba, sin embargo, ¡cuando nazca todo será diferente!, yo me encargaré de hacer sólo cosas maravillosas para ser feliz y hacer feliz a todos los que me conozcan.

¡Ése será mi objetivo en cuanto llegue a la vida!


El tiempo no detiene su paso, la naturaleza cumple con su cometido y el desarrollo de Angy sigue siendo mágico.

La ilusión que surge por la llegada de un niño a la vida, es una bendición que no se debe adelantar, todo tiene su espacio y su tiempo,

Angy empieza a dar muestras de su existencia al ganar volumen en el vientre y que todos notan el embarazo de Luz, todos respetan y cuchichean, más se mantienen en silencio ante ella, la dejan tomar sus propias decisiones.

Angy logró despertar en Luz la ilusión de su existencia, era tanto su deseo por vivir que la energía que emana de un ser inocente, divino y celestial, que ella pudo sentir su maternidad con un amor profundo, pese a su corta edad, pese a su futuro frustrado y ante sus grandes malestares.

Se frotaba las manos en el vientre con gran dedicación, lo arrullaba por las noches, le habla de la vida, le cantaba canciones que Angy disfrutaba y poco a poco se aprendía para cantarlas con ella.

El tiempo de llegar a la vida llegó, Angy ya no estaba tan cómodo como antes, pero el sólo hecho de poder conocer a la dama de aquella voz tan melodiosa, con manos que embriagan seguridad y amor, era suficiente para soportar cualquier incomodidad.

Ahora sí, ¡seré un niño!, el mejor niño del mundo, tengo a mi mamá junto a mi, la besaré hasta agotar mis fuerzas, la estrecharé en un abrazo que no olvidará jamás…

…¡esto duele!,

es la parte de sentir que resulta tan molesto e indeseable, mi cabeza está atorada con algo… …¡ayyyy, ayyyy!, uff, casi lo logro, escapar de esta tortura es eterna y cruel.

El sonido aturdidor de la sala de expulsión, está testa de gente auxiliando a las mujeres que están dando a luz, esa noche era de trabajo abundante para los médicos de guardia, resultaba insuficiente la población de ellos comparada con la gran cantidad de futuras madres en trabajo de parto.

Embarazadas, En Potro A, En Previsión Del, Descenso

Luz siente la necesidad de pujar con todas sus fuerzas, Angy se apoya y se impulsa con determinación para librarse de su encierro, en cuanto se acerca el médico para revisarla, sale Angy sorpresivamente, el médico lo recibe con torpeza, provocando que se le resbale entre las manos.

Angy cae entre las piernas del médico, estrellándose contra el piso frío y duro, su cabeza parece que estalló por dentro, un dolor insoportable fue su última sensación, se quedó dormido, dormido para siempre.

Tan sólo unos instantes duró su anhelo, tan solo quedó tendido en la vida, vida que soñó tanto, tanto que deseó vivirla y tan poco que duró.

“Hay que aprender a esperar” -se escuchaba como murmullo…

Fue su última lección.

El creador miraba con detalle… la escena era aterradora, el médico desesperado tratando de reanimar a Angy y Luz agotada pero muy al tanto de la situación mira angustiada el cuerpecito inerte de su pequeño…

– ¿qué tiene mi bebé? – ¿por qué no se mueve? – ¡DAMELOOOO!

El médico sin saber por qué obedece la órden…

Bebé, Nacimiento, Bebé Sano, Niño, Recién Nacido

..Luz lo abraza en su pecho y llora a gritos, le habla al bebé, lo zangolotea en su desesperación por verlo mover…

y entonces …sucede lo inexplicable…

tal vez por el gran amor e ilusión que tenía por su bebe, las suplicas de una madre ante el creador, o el gran ejemplo de Angy de ser un Ganador …

..que repentinamente inhala aire con fuerza, del que su madre le prodigaba en su rostro bañado en lágrimas amargas, el cual deja salir en un grito a todo pulmón, manoteando y pataleando al unísono…

Angy vuelve a ganar olvidando su pasado celestial.


Fragmento del libro “Por amor… Al rescate de los Niños” Eva Lidia Prieto Valencia

#cuentoscortos

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo