• Rincón del Lector

¿Cómo ser una bruja honorable?

Se preguntaba, insistentemente, una y otra y otra vez, con las manos sobre su cabeza inclinada, pensaba sin saber que más que bruja ella siempre fue honorable.

Ella, nació siendo bruja, en un lugar poco común, al abrigo de dos personas, uno, por un lado, un hombre de edad avanzada, quien se encargó de instruirle los conocimientos más profundos en su mente y alma, la otra persona, una mujer más sabia que sus años, le mostró el camino de su corazón, la dignidad y el pensamiento ideal.

Así creció y fue creyendo en mundos mágicos y paralelos, no supo de la existencia de su verdadera magia, siempre creyó que la magia era hacer figuritas de luz, hasta que un buen día no tuvo más remedio que ocupar de sus dones, sumergida en la oscuridad profunda empezó a ser luz, a brillar, callada, solo observando, así eran sus poderes, levemente percibidos por su entorno, pero en el mundo astral mágicamente adorados.

Ese buen día llegó cuando ella, bruja honorable, se vio en soledad, total y absoluta soledad, aquellos seres que se encargaron de abrigarla durante largos años se esfumaron de sus días, fue entonces que surgió millones de sentimientos humanos dentro suyo, dando paso a la experiencia humana que tanto, tanto anhelaba.


El único problema de ser bruja es la connotación negativa que se tiene, simples creencias, pero la realidad es otra en su totalidad, basta con darse la oportunidad de conocer a una bruja como ella”.

Ser bruja honorable no tiene un final, mas si una enorme responsabilidad y mucho por contar…

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo