top of page
MADSMAGAZINE.png

Cada vez más cerca de los edificios autosuficientes

Ante un inminente avance del tan temido calentamiento global, los políticos se pusieron manos a la obra. Dentro de los muchos compromisos adquiridos a lo largo de los años desde la firma del protocolo de Kioto el 11 de diciembre de 1997, los países debían hacer un esfuerzo en reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Dentro de las políticas presentadas aparece una muy ambiciosa que siempre nos ha llamado mucho la atención: los edificios de nueva construcción debían ser energéticamente autosuficientes con consumo energético virtualmente de 0. ¿Lo imaginas? ¡Olvidarte por completo de pagar la factura de la luz!




La nueva pintura que hará que te olvides del aire acondicionado

En un esfuerzo por lograr dicho objetivo, la industria se vio forzada a desarrollar distintas alternativas como el desarrollo de nuevos paneles solares o el uso de mejores tipos de aislamiento térmico. Pero aún teníamos un talón de Aquiles. Y es que cuando arrecia el calor del verano a todos nos gusta estar fresquitos en nuestras casas. El aire acondicionado se ha vuelto tan común que no será la primera vez ni la última en la que las centrales eléctricas se ven desbordadas y fallan al no poder suministrar tanta energía a la población en los cálidos días de verano.


¿Y si te dijera que ahora salió una nueva solución que te permitirá, casi con total seguridad, prescindir del aire acondicionado y ahorrar alrededor de 9 euros al día en estar fresquito? Esta interesante tecnología nos llega desde la Universidad de Purdue en Indiana (Estados Unidos), donde los científicos acaban de presentar su gran descubrimiento: ¡una pintura capaz de reflejar el 98.1% de la radiación solar!


Esta pintura, la más blanca del mundo, tiene un espectro tal que refleja casi completamente la radiación comprendida entre los 250 y los 2500 nm gracias al uso de barita como pigmento. La barita es, de hecho, muy superior si la comparamos con otros pigmentos comúnmente empleados en la producción de pinturas blancas como el óxido de titanio o el óxido de zinc, que solo son capaces de reflejar la radiación visible, pero no tanto la infrarroja como se muestra en la siguiente imagen.

Te preguntarás por qué esta diferencia es tan importante… La radiación infrarroja, y no tanto la visible, es la responsable del calentamiento, y consiguiente transmisión del calor al interior de la casa a través de las paredes. Por lo tanto, al utilizar un pigmento capaz de reflejar la radiación infrarroja del sol evitamos que las paredes se recalienten en un día soleado y ¡podemos ahorrarnos encender el aire acondicionado! Para que te hagas una idea, pintando el exterior de las paredes de nuestra casa con la nueva pintura estaríamos creando una especie de escudo que hace que dé igual que la pared esté a pleno sol o la sombra, porque la cantidad de radiación y calor que se transmitiría al interior de la casa sería prácticamente cero. Y, ciertamente, ¡a la sombra se está siempre mucho más fresco que a pleno sol! ¿Parece increíble no? Nosotros, desde luego, estamos deseando que la pintura esté disponible para pintar nuestra casa con ella. ¿Y tú?

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page