top of page
MADSMAGAZINE.png

El gobierno de Japón anuncia el mayor rearme de su ejército

El primer ministro del gobierno japonés, Fumio Kishida, anunció que su país duplicará su gasto militar durante los próximos cinco años, se dotará de los medios de defensa necesarios para atacar bases militares enemigas y aumentará sus capacidades para la guerra cibernética.


Entre las justificaciones ofrecidas para explicar estas medidas se hizo referencia a la amenaza que suponen China y Corea del Norte: "Desafortunadamente, en las cercanías de nuestro país, hay países que llevan a cabo actividades como el aumento de la capacidad nuclear, una rápida acumulación de poder militar y un intento unilateral de cambiar el ‘status quo’ por la fuerza", dijo Kishida.


También dijo: "En los próximos cinco años, para reforzar fundamentalmente nuestras capacidades de defensa, implementaremos un programa de desarrollo de defensa por valor de 43 billones de yenes (US$314.000 millones)".


Además, Tokio adquirirá misiles estadounidenses de largo alcance, capaces de llegar a las bases de lanzamiento de otros países si estos decidieran atacar a Japón.


Un documento de estrategia de seguridad nacional aprobado por el gabinete japonés y citado por la agencia de noticias AFP describió a China como "el mayor desafío estratégico para asegurar la paz y la estabilidad de Japón". También hay preocupaciones en Japón sobre la capacidad misilística de Corea del Norte.


Pyongyang ha disparado más de 50 misiles en los últimos tres meses, incluido un misil balístico sobre Japón en octubre, la primera vez en cinco años.

Un documento de seguridad nacional anterior, aprobado en 2013, describía a China y Rusia como socios estratégicos de Japón. Sin embargo, esta vez, además de los señalamientos sobre Pekín, se hacen críticas a Moscú, al afirmar que la invasión rusa de Ucrania es una "grave violación de las leyes que prohíben el uso de la fuerza" que ha "sacudido los cimientos del orden internacional".


Así pues, el miedo nuevamente se apodera de un país tecnológicamente avanzado, en procura de las seguridades de sus habitantes. La pregunta es… ¿qué es lo que más conviene en el objetivo de la paz mundial, mostrar los dientes o quizás una actitud más pacífica lograría diezmar los hábitos de beligerancia en el mundo? Los descubriremos sin duda antes de que esta década termine.

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page