• Rincón del Lector

Hablemos de Leyendas

Una leyenda es una mezcla entre cuento y narración que es transmitida de generación en generación por medio de la palabra hablada, por lo regular en cada familia son los abuelos encargados, de manera tradicional, de transmitir este conocimiento, en reuniones familiares, a la cena, por ejemplo, cuentan estas historias, siendo del agrado de pequeños y grandes.

Por medio de estas narraciones podemos comprender la vida diaria y las ideas populares, las cuales son basadas en historias del pasado, sobre acontecimientos a personas de manera individual, o relaciones amorosas. Todo ello te puede resultar familiar, nos agrada que así sea, pues esta semana te traemos 5 leyendas colombianas, que te encantarán o te harán temblar.


Leyendas Colombianas


1. La patasola

Es sumamente parecida a la leyenda de México “La Llorona”.

“La patasola” se refiere al alma en pena de una mujer que tuvo una pena amorosa por tal motivo perdió a sus hijos, le llaman “la patasola” debido a que anda con un pie solamente, ojos y boca grande, con cabello largo y enredado.

La Leyenda cuenta que era una mujer casada con un campesino, quienes tuvieron tres hijos, en una ocasión cuando el campesino regresaba del trabajo, se encuentro en casa a la mujer con su patrón, enfurecido de rabia le corto la cabeza a su patrón, su mujer intento escapar, pero el su esposo, el campesino, alcanzó a cortarle una de las piernas.

Debido a esto la mujer murió rápidamente, al momento el campesino prendió fuego a la casa y se llevo a sus lejos, desde aquel momento el alma de la mujer patasola vaga en pena regresando a buscarlos.

Se dice que la patasola se aparece con colmillos enormes, debido a esto creen que puede tratarse de una especie de vampiro, que lejos de ser un alma de una mujer despechada, es un ente o ser que protege la naturaleza.

2. La madre de agua

Esta leyenda lejos de ser terrorífica nos parece un bello relato sobre un ser espiritual, sin más preámbulos te contamos que en los ríos y manantiales colombianos se aparece el fantasma de una mujer hermosa, a la que le han llamado la Madre de Agua o la Madre de Río.

Dicen que su cabello es dorado, piel blanca y ojos verdes y grandes, durante el día cuando hay sol su poder es espiritual y sanador; en la noche su rostro se asemeja a la fantasía, seduce a los jóvenes, los cuales al contacto con su mirada caen rendidos, hipnotizados y envueltos en locura.

Cuenta la leyenda que otros tantos caen en lo profundo del manantial y nunca más les vuelven a ver.

La solución del hechizo, si logran sobrevivir, estos deben rezar en compañía de los adultos. La imagen idealizada de esta leyenda es que cuentan que la Madre del Agua pasea por los lagos cristalinos montada en delfines, peces y cocodrilos.


3. La mula herrada

En Bogotá, sus habitantes cuentan que a medianoche comienza a escucharse el galopar de una mula, sola, le llaman así la mula herrada, ensillada va recorriendo la ciudad, se cuenta que un hombre llamado Don Álvaro era quien disfrutaba montar su mula, cambiando de camino con frecuencia, llegando siempre a una casa de juego, ahí comía y bebía hasta muy tarde, en una ocasión mientras Don Álvaro jugaba, su sirviente llevo a la mula a beber agua en el río, escapándose para llegar a la casa de juego donde estaba Don Álvaro.

Éste, sorprendido le hizo un pedimento: que lo recogiera todas las noches, y así lo hizo, cuando murió Don Álvaro la mula siguió vagando por la ciudad en búsqueda de su dueño, luego de fallecida, comentan los lugareños que su fantasma regresa hasta el día de hoy, apodándole “La mula herrada”.


4. El Mohán

Esta leyenda se posiciona en las montañas y peñascos colombianos, ya que cuentan que se aparece un gran hombre con una cabellera abundante, barba, uñas largas y ojos grandes.

Dependiendo de la región dónde se cuente la leyenda, este hombre puede tener diferentes características. Platican que es un hechicero que antes de la llegada de los españoles en el siglo XV se refugió en las cuevas, ahí tocaba la guitarra en especial en luna llena. Siempre se le han atribuido muchos desastres naturales en la zona, debido a esto muchas personas le brindan tributo como señal de paz. También se cuenta que perseguía a jóvenes y campesinos, debido a ello esta leyenda resulta especialmente aterradora.


5. La muelona

Se le conoce también como “La Colmillona”, la describen como una mujer de cabello largo, grandes dientes y ojos, esta leyenda proviene de una mujer que le decían La Maga, quien se dedicaba a adivinar el futuro, liberar mujeres y castigar a hombres. Cuando murió sus vecinos decían escucharla aun dentro de su casa jurando venganza hacia aquellos hombres infieres y viciosos.

Cuentan que su espíritu se aparece en las orillas de los senderos, en especial cuando cae la tarde, la pueden ver como una mujer atractiva y seductora, debido a esto bastantes hombres se acercan a ella prontamente, sin embargo, se atemorizan cuando ella les muestra su enorme dentadura, muy semejante a la de un caballo y en ocasiones los mastica, triturándoles como castigo.

Podemos finalizar afirmando que las leyendas han prevalecido a través del tiempo, con un fin muy profundo, el de la comunicación y comprensión del bien vivir en cada lugar donde se presentan estas, otorgando, por lado, un afán de temer y por otro el de precaución, andar con cuidado se nos indica en algunas leyendas, no dejarse llevar por lo que se ve, ya que puede resultar ser solo un espejismo y quedar atrapados sin retorno.

#leyendascolombianas #madmagazine #mads #mudet

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo