• Rincón del Lector

La Reflexión de Hoy: Rebeldía

Estoy aquí, con un sabor de nostalgia por los que ya no están, por los que no se quisieron quedar, por creer en tantos otros y no ver en su rostro el entusiasmo reflejar… y es que con tanta energía adquirida en estos días, han puesto al borde todos mis sentidos y ya no sé ni en qué más pensar, invadida de esa nostalgia de añoranza, confundida entre aciertos, decepción y soledad… con ese sabor agridulce entre los labios, buscaba los propósitos que se escribieron para no olvidarlos y así hoy poder puntualizar los que he cumplido y los que no se llegaron a culminar en estos largos doce meses de tanto trabajar…


Cansada observo muchas hojas con proyectos, pensamientos e ideas sin terminar… todas numeradas… repaso con prisa y cierta pereza, sólo los títulos que los enmarcan.

Las 100 cosas que debo de hacer antes de morir…Los 7 hábitos… Las 3 cosas que nunca haría…. Los 5 puntos importantes… 8 alimentos altamente…3 pasos acertados… …9 pensamientos, 12 meses, 12 deseos… Los 10 mandamientos… y no sé qué tanto más…

Así, continuaba la hojeada por esa libreta de apuntes de cosas importantes. Algunas inconclusas, que me acompaña casi todos los días de la semana, para no saturar la memoria y tener presente lo importante separado de lo urgente…en este momento de hastió que no desea seguir más…


Y es que se detiene mi mente en pensar que mi vida… ¡no puede ser un numero consecutivo de acciones! lo que se debe, diferente de lo que realmente se quiere o se tiene… o tal vez …simplemente lo que se ha podido lograr... ¡HOY NO! no quiero pensar, no deseo reflexionar, ni anotar lo que hice y quiero hacer, en lo que cumplí o no logré…¡Hoy NO!.. ¡basta ya de seguir ordenes y hacer lo correcto! ¡Hoy no! no mas…


Que no me repitan el mismo cantar, hambre. Tan sólo deseo despertar todos mis sentidos. Llorar si es necesario, para exteriorizar que soy vulnerable al engaño, que me duele el olvido o que existe alguien a quien tanto extraño, sin tener que explicar lo que veo, siento y quiero, porque es parte de los mismo, porque necesito de mi espacio, para reconocer que estoy aquí y tengo una razón para existir...


¡No! No puedo seguir un listado de acciones, cuando me pierdo de vivir, de saborear de mis aciertos, de gozar del suave arrullo de una caricia, que sin prisa, se ha quedado en mi… ¡Qué me equivoqué! …¡y ya lo sé!, ¡pero también acerté!

Que lo que anhelo es seguir la senda, sorprendiéndome a cada amanecer, sin detener el trabajo arduo y pesado, del que no huyo, pero contemplando con nostalgia que mi camino se acorta al finalizar cada año… pero mientras tanto “Hoy estoy aquí” y eso nadie puede cambiarlo…


Que puedo dejar huella si logro tatuar cada instante en los recuerdos, de aquellos viejos momentos que están presentes y también de los amigos ausentes, sin espacio y sin tiempo para existir.


¡Sí!, si es verdad, termina un año y comenzará uno más y yo seguiré aquí, luchando por sembrar la semilla del sueño de éxito en cada ser que me quiera atender, del que no escucho eco, del que no alcanzó a percibir si germina o se ha quedado pasmado en el intento…


¡Hoy no!

No escucharé la voz del interior diciendo lo que debo hacer, porque es lo mejor y por mi bien, ¡Hoy no!, no detendré las lágrimas amargas del descontento, porque son parte del trayecto, ni permitiré que me convenzan de claudicar en el intento, porque digan que más no se puede hacer.

No, no haré una nueva lista, ni analizaré la anterior, en las que creo poder hacerlo mejor, ¡Hoy No!, no perderé las horas escribiendo las mejores coplas, ni consejos, ni bonitas frases de amor… ¡Hoy NO!, no me limitaré a decir todo lo que siento por temor al que dirán o pensarán de mi…

¡Hoy no! No sumaré una nueva nota enlistada más, en este cuaderno ya gastado y cansado de tanto esperar… … esperanza no lo escribiré yo, sino los que me miran de cerca o están lejos, pero que saben mucho más de mil de lo que yo puedo imaginar… …tan sólo me limitaré a preguntar lo que necesito saber…

-¿Qué recuerdan de este u otros tiempos que les haya enseñado yo? -¿Cuál acción de mi parte les resultó un acierto inolvidable en su vida?


-¿En qué me equivoqué?. Y, si tal vez con ello los lastimé -¿Qué podría hacer yo, para dejar huella en sus vidas? -¿Qué esperan de mí, que aún ignoro yo? -¿en qué puedo ayudarles para seguir y llegar al fin?… no seré yo quien utilicé el análisis y la reflexión… de lo que hice ayer y de mí porvenir, sino que serán aquellos que han caminado junto a mí, quienes describan los retos que yo debo cumplir…


Mas quedaré en silencio, esperando una llamada, una nota o tan sólo un breve mensaje que me diga una simple frase, de aquellas que no olvidaré jamás, porque me habrán dado el mejor regalo que me pudieran dar y que representa la valiosa amistad… Es tan sólo un momento de su atención y tiempo…


Y yo… en respuesta… les aseguro que atesoraré los aciertos de ayer, para repetirlos de nuevo, que no dejaré de soñar con un día más, donde cada uno estará ahí presente sin dudar, entre mis letras, mis risas y la historia digna de recordar… que éste no es el mejor año, sino que siempre lo será el que está por comenzar…


Con esto finalizamos, no sin antes agraceder todo el apoyo brindado a esta servidora y deseando a su publico maravilloso un prospero 2019…


Por “El placer de leer”, rescatando lo mejor de lo peor, porque yo puedo, quiero y debo ganar, volando sin alas.

Eva Lidia Prieto.


En una próxima entrega, más reflexiones, crónicas e historias para recorrer nuestro camino descubriendo el mundo.

#mujer #rebeldía #reflexiones

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo