• Rincón del Lector

La verdad sobre las dietas altas en verduras

Hace unas semanas la revista Frontiers in Nutrition nos sorprendió con un artículo en el que un conjunto de investigadores ingleses y chinos demostraban que una dieta alta en verduras o vegetariana no ayuda a la prevención de enfermedades cardiovasculares y que el aumento en la edad no es considerable en contra de lo que, quizás, muchos de nosotros pensamos. Sin embargo, cabe destacar que los mismos investigadores dejaron en claro que se trata de verduras cocinadas y no crudas.


Este artículo nos deja muy claro que la mayor parte de las verduras pierden muchas de sus propiedades al cocerlas. A pesar de que con esta pérdida la verdura no se vuelva un alimento malo para nuestro cuerpo, sí es cierto que son mucho más saludables en su forma cruda.

La dietista de la fundación británica del corazón Victoria Taylor afirma que, aunque el mencionado estudio resalte la ingesta de verduras, se tuvieron en cuenta otros factores como son el estilo de vida y la genética de los pacientes que hicieron parte del estudio. Esto quiere decir que en relación a la enfermedad cardiovascular no solo afecta la ingesta de verduras y podríamos decir que para todas las enfermedades en general, aunque cada una tiene sus particularidades.

El profesor de nutrición de la Universidad de Reading Gunter Kuhnle también señaló que es importante la elección de los alimentos. En este sentido, este profesor defiende que si vas a reemplazar una zanahoria con un producto azucarado o a base de harina azucarada se van a incrementar los riesgos de padecer de ECV. Por el contrario, si lo reemplazas por una proteína de buena calidad o un fruto seco podrías mejorar el funcionamiento de tu metabolismo, una parte fundamental de la calidad y longevidad de vida de un ser humano.


Queremos destacar que este estudio no elimina los beneficios que trae tener una dieta alta en frutas y verduras si bien estudios más antiguos logren con mayor categoría demostrar que una dieta consistente y alta en frutas y verduras es capaz de mejorar la calidad de vida y alargarla en hasta 10 años en las mujeres y hasta 13 años en el caso de los hombres.

Como conclusión, debemos decir que no podemos tomar los resultados de este artículo como el permiso para dejar de consumir verduras sino todo lo contrario. Así, debemos seguir responsabilizándonos de nuestra salud y ser más conscientes de lo que comemos, manteniendo siempre la base de la buena alimentación que es una buena hidratación, una buena calidad de sueño y un consumo balanceado de carbohidratos, grasas y proteínas. Estas pautas son las que realmente garantizan que tengas una buena calidad de vida y que puedas vivir muchos años.


Aquí seguiremos trayendo información de valor y poniéndote en contexto de los últimos descubrimientos científicos en todos los campos de la salud. Síguenos y comparte esta información a tus conocidos.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo