• Rincón del Lector

¡Llegó Navidad! Y con ella, ¡Los cuentos!

Actualizado: ene 28


Si de cuentos de navidad se trata existen bastantes en el mercado literario, siendo el más destacado aquel en el cual se tiene al villano de la navidad, llamado Ebenezer Scrooge, del libro de Charles Dickens, “Cuento de Navidad”, avaricioso y egoísta, quién después de que le fuera mostrada su navidad pasada, presente y futura, no dudó en transformar todos sus defectos en virtudes, logrando brindar un poco de fe a quienes le rodeaban, principalmente a su empleado y la familia de éste.




Por otro lado, se encuentra, uno más reciente: “El Grinch, siendo un duende, personaje de ficción, creado por el Dr. Seuss, haciendo su primera aparición en el libro infantil de 1957 llamado ¡Como el Grinch robó la Navidad!, dicho personaje, en su afán por destruir la navidad se da cuenta que su odio no era por la Navidad, sino por una infancia triste (si, los duendes también tienen infancia) y con críticas por ser diferente, justo en la época Navideña.





Sin embargo, en esta ocasión platicaremos en específico una leyenda que se suscita justo en Navidad, se dice que, en épocas navideñas, los niños que no se han portado bien a lo largo del año, reciben, en Navidad, un pedazo de carbón y a otros tantos, Santa Claus se los llevaba en su costal, librando al fin a los padres de niños tan desobedientes.



Pero todo ello se encuentra muy alejado de la realidad o de la leyenda real, una de las teorías sobre San Nicolás de Bari (Santa Claus) nació durante la edad media, centrándose en una idea religiosa en aquellos tiempos, atribuyéndole virtudes de santo.


Todo ello dio origen a la teoría acerca del carbón, el cual dejaba a los niños de bajos recursos económicos, para que, en sus hogares pudieran encender el fuego, para así mantenerse calientes en el transcurso de las noches de invierno.


Con esta historia o leyenda, podemos entender que más que un castigo, era un regalo.

Otra historia acerca del regalo “indeseable” es que Papá Noel en una de sus visitas a una casa para dejar sus respectivos regalos a los niños, se percató que ahí vivía otro niño, quién durante todo el año se había portado mal, Papá Noel no llevaba otro regalo para él, no supo qué hacer, así que puso bajo el árbol lo primero que encontró: ¡Un carbón!



En conclusión, no siempre, todo es lo que parece, por ello es importante conocer el origen de cada historia y de cada personaje que la habita, no sabemos si es un bondadoso personaje que brinda un detalle para vivir mejor o simplemente uno tan despistado y olvidadizo, que supo resolver en el momento su mala gestión.


15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Unete a nuestra lista de distribución

© 2020 by Editorial Rincón del Lector.