• Rincón del Lector

Los robos de la Mona Lisa

Entérate de cómo fue, con pelos y señales, el robo del famoso cuadro La Mona Lisa, leyendo este artículo.


Esta obra de arte, representa a Lisa Gherardini, la esposa de Francesco del Giocondo,​ conocida con el nombre Mona (mujer en italiano antiguo) y Lisa. Fue pintado por Leonardo da Vinci durante el Renacimiento italiano. Tras acabar el cuadro, lo llevó a Roma y más tarde a Francia, donde lo conservó hasta su muerte, en el castillo de Clos-Lucé, donde vivía. La pintura estuvo en manos del rey francés Francisco I. Al morir el rey, la obra cambió varias veces de ubicación: Fontainebleau, París y el palacio de Versalles. En el 1797, en plena Revolución francesa, el cuadro se asentó en el museo de Louvre. Más adelante, en el 1800, Napoleón Bonaparte quiso llevárselo a su dormitorio, en el Palacio de la Tullerías y cuatro años más tarde lo mandó de vuelta al museo.

La Mona Lisa, o la Gioconda, es uno de los cuadros más famosos de Leonardo da Vinci
La Mona Lisa, o la Gioconda, es uno de los cuadros más famosos de Leonardo da Vinci

El robo del cuadro

El 21 de agosto del 1911, alguien tuvo la idea de hacer desaparecer la pintura del museo, aprovechando que el museo estaba cerrado. Tres días pasaron hasta que tuvimos información de la noticia. De primeras, comunicaron que lo robaron por la noche, pero varios testigos, un pintor y unos albañiles que estaban trabajando, afirmaron que el cuadro, en la mañana del 21 de agosto, estaba en su sitio, siendo a las 8 cuando desapareció. La policía nos comparte sus sospechas sobre el trámite del robo: los ladrones se colaron el domingo por la tarde en el Museo, escondiéndose en los baños. El acto tuvo pie el lunes, vestidos de albañiles.

El cuadro estaba protegido tan solo por una pequeña urna de cristal
El cuadro estaba protegido tan solo por una pequeña urna de cristal

En una escalera dentro del edificio encontraron la pintura. Este caso tardó bastante en resolverse, en España no supimos nada hasta el 10 de diciembre del 1913, gracias al ABC que compartía esta noticia: “El célebre cuadro de Leonardo de Vinci, La Gioconda, desaparecido del salón cuadrado de El Louvre el 21 de agosto de 1911, ha sido recuperado en Florencia.


El nombre de quien lo robó es Vincenzo Peruggia, quien consiguió sacar el cuadro sin habérselo preparado antes. No le fue para nada difícil, ya que la seguridad del museo era escasa. Trabajó en el Louvre en 1910 y fue él mismo quien instaló la puerta de vidrio que cubría la obra. Todavía poseía el uniforme blanco de los empleados del museo y conocía la manera en la que estaba anclada la pintura al marco.

El robo causó revuelo entre la gente, ya que iban a propósito al museo para ver el hueco del cuadro sin este. La policía, hasta que dieron con el ladrón, arrestó a varios inocentes: al poeta Guillaume Apollinaire por una semana y al pintor Pablo Picasso. El italiano confesó que lo hizo por la Patria, creyendo que Napoleón había robado la obra italiana y que tenía que devolverlo. No era cierto, ya que la pintura la compró el rey Francisco I de Francia en el siglo XVI. Fue arrestado y condenado a 15 años, que más tarde fueron siete meses y nueve días.

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo