MADSMAGAZINE.png

No te pierdas las poesías de Otoño sin nombre, el nuevo libro de Alomardie

Descendiente de grandes poetas y amantes de la literatura como Fresia Fernández Mella y Silvestre Rojas, Patricio Andrés Moya Rojas no podía sino dedicar su vida a la poesía, siguiendo con ello los pies de su abuela materna y su bisabuelo. Así, ya a los 16 años se inició en el mundo de la poesía, empezando a escribir algunas frases y poemas de amor, trascribiendo rayados escritos en las murallas de su país durante la dictadura en poesías que dejan al lector sin palabras como la poesía de Ánimo belicoso:

Patricio siente una necesidad imperiosa de escribir. En una metáfora interesante, nos explicó como se asemejaba al ruido de una gotera que, gota tras gota, cae incesantemente en el mismo lugar, sincronizada en el tiempo, rítmica cual la poesía. Esa gotera le da la tranquilidad para poder tomar un lápiz y un papel y poder plasmar sus ideas en sus bellos versos. Unos versos que reflejan todo lo que le sucede en todos los aspectos, pues poder expresar sus sentimientos en esos momentos lo motivaba a seguir adelante. Especialmente cuando con ellos lograba trascender a distintas generaciones y, aportando su pequeño grano de arena, les ayudaba a transmitir sus emociones, a pensar en un mundo más sensible y con un mayor contenido social y calidad humana.


Una de las cosas que más nos llama la atención al visitar las redes sociales de Patricio Moya es su lema, Alomardie. Siempre unido a su pseudónimo Andrés Rojas, es un homenaje a sus tres hijos, Alonso, Mariana y Diego, quienes han inspirado tantas y tantas poesías como las que encontramos en sus libros “Otoño sin nombre” y “Del amor y otras cosas”. Poemarios en los que Patricio recopila las imágenes y experiencias del día en los poemas que escribe en la soledad y el silencio de la noche, en un encuentro consigo mismo que le permite encontrar el verdadero sentido humano de las cosas.


Unos poemas con los que Patricio espera que el lector pueda detectar la felicidad a tiempo y que permitan al mundo buscar su sensibilidad. Que, por medio de nuestras emociones, podamos encontrar el amor a la familia, el respeto a nuestros abuelos y a nuestros padres, y valorar todos los caminos que recorremos a lo largo de nuestra vida, ya sean buenos o malos, ya que incluso aquellos malos nos ayudan a crecer y fortalecernos.


Las poesías de Patricio nos entregan emociones, golpeando nuestra sensibilidad por medio de sus palabras, y despertando en nosotros la conciencia de que somos sujetos con sentidos que debemos aprovechar. Nos brindan un modo de evadirnos a ese maremágnum en que nos encontramos sumidos de “estadísticas y resultados”, devolviéndonos al lado humano de la vida, y abriéndonos una ventana por la que podamos descubrir quiénes somos y cómo podemos cambiar la sociedad. Pues, como dice Juan Gelman, a quien Patricio admira,


“La poesía es una forma de resistencia.

Todo lo que enriquece al ser humano, es una forma de resistencia”


¿Os animáis a descubrir sus poesías? ¡No os perdáis el lanzamiento del libro “Otoño sin nombre”!

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cleoli