Un álbum de recuerdos

Salvador Fraire Ramírez

MpUXL74__edited.jpg

Se sentó en el sillón de siempre con el televisor encendido, sin ponerle atención. Sus pensamientos eran confusos y vagos.

Solo pasaban por su mente como una película mil veces vista, sin cansarse de verla.

Con el retrato de su esposa en la mano y una copa de vino en la otra no pudo contener el llanto. Abrazó el retrato, apretándolo fuerte contra su pecho.

Observó el lugar preferido dónde se sentaba su esposa vacío. Solo estaba un álbum de recuerdos cerrado. Lo acarició y recordó tantas cosas. Recordaba todos los momentos felices que habían pasado.

Se llevó las manos a su cabeza, exclamando

     ¡¿Dios por qué me la quitaste?!

     ¿Qué fue lo que hice mal? ¿En qué fallé para que me la quitaras?

Tomó unas tijeras. Se las puso en su cuello diciendo

     ¡No sé vivir sin ti!

En eso se abrió la puerta. Entró un niño corriendo con los brazos abiertos gritando

     ¡Papá! ¡papá! ¡dijiste que ibamos a jugar a las escondidas!

Soltó las tijeras. Abrazó a su hijo y llorando le dijo:

      Perdón hijo. ¡Me has salvado la vida!

depositphotos_115108012-stock-photo-sad-